Muestra del medio punto tejido a crochet

Medio punto

El medio punto, también llamado punto bajo, se denomina así por su altura. Es el más bajo de todos los puntos básicos, exceptuando el punto cadena y el punto enano, que por lo general no se utilizan para tejer en sí.

Genera una trama compacta y cerrada, por eso es el elegido a la hora de tejer amigurumis. Se dice que es más lento de tejer que los otros puntos, porque al tener una altura menor, el tejido va creciendo con menos rapidez.

A la hora de comenzar una vuelta o hilera, cuando tejemos con este punto debemos realizar una cadena de subida. Esto es porque la cadena tiene la misma altura que el punto. Esa cadena a veces se cuenta como un punto y otras veces no. Si la contamos como un punto, el segundo punto lo debemos tejer en la tercera cadena, porque la segunda funciona como base de la cadena (que estamos contando como un medio punto). Si no la contamos como un punto, directamente comenzamos tejiendo en la segunda cadena, y la cantidad de puntos se mantiene.

Vamos a ver cómo se realiza este punto.

Importante: cada uno de los pasos se corresponde con una de las fotos ilustrativas.

Cómo hacer el medio punto

El medio punto se realiza de la siguiente manera:

Paso 1
Hacer la cadena de base. Si no sabés cómo hacerla, te lo enseño en este artículo.
Introducir la aguja en la segunda cadena contando desde la aguja (en este caso no contamos la cadena como medio punto). Con la aguja atravesando el punto cadena, realizar una lazada.

Paso 2
Pasar esa lazada que realizamos a través del punto (en el que insertamos la aguja). De esta manera, nos quedan dos “rulos” en la aguja. Realizar una lazada.

Paso 3
Pasar la lazada a través de los dos “rulos” o hebras que tenemos en la aguja. De esta manera, se forma un medio punto.

¡Y listo!

Podés seguir tejiendo la cantidad de puntos que desees, para practicar.

Espero que te resulte útil esta guía y que te animes a tejer ♡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.