Nudo corredizo

El nudo corredizo, también llamado nudo deslizado, es el nudo con el que se comienzan la mayoría de las piezas de crochet. Excepto aquellas que se tejen desde el centro y las empezamos con un anillo mágico.

El nudo corredizo o deslizado es lo que me permite unir las dos cosas que necesito para tejer: el hilado y la aguja de crochet. Y a partir de ahí, tejeremos las cadenas que van a ser la base de nuestro proyecto.

Hay varias y diversas formas de realizar este nudo. Desde mi punto de vista, todas están bien, siempre y cuando se llegue al resultado: un nudo cuyas hebras se deslizan y permiten ajustarlo.

Te muestro la manera en que lo hago yo, la mayoría de las veces.

Tené en cuenta que cada uno de los pasos se corresponde con una de las fotos ilustrativas.

Cómo hacer un nudo corredizo

El nudo corredizo en crochet se realiza de la siguiente manera:

Paso 1
Dejando una hebra de unos 15-20 cms., formar un bucle con el hilado como muestra la foto. Una especie de “e” manuscrita minúscula, como le digo yo.

Paso 2
Introducir la aguja de crochet a través del bucle para agarrar el hilo o lana. La que tenés que agarrar es la lana que va hacia el ovillo, no la hebra corta (esta no la usamos nunca).

Paso 3
Pasar ese hilo o lana que agarramos con la aguja a través del bucle. Tirar de las dos hebras que nos quedan para ajustar el nudo hacia la aguja.

¡Y listo!

Ya está todo listo para empezar la aventura de tejer a crochet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.